Cuidar la nutrición durante el embarazo es de vital importancia.

El embarazo es, sin duda alguna, uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer. Es el momento en que su cuerpo sufre unos cambios extremos para dar cabida y alimentar al ser que ocupará el lugar más importante en su vida.

Foto de Beatriz Prats Zornoza

Tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene esta etapa y nosotros queremos ayudaros a que la viváis de la mejor manera posible. Este es el momento en que el feto se desarrolla, de modo que la alimentación de la madre adquiere un puesto vital para su salud futura. Si en estado normal es necesario cuidar aquello que comemos para asegurarnos una vida sana, durante el embarazo se convierte en algo imprescindible, ya que, como hemos dicho, de ello dependerá la salud de nuestro hijo. Este es el momento en que el feto está desarrollando la mayor parte de sus conexiones neuronales, sus órganos, su cuerpo… todo aquello que lo acompañará durante su vida y que lo definirá como individuo. Por lo tanto, es imprescindible suministrarle el “combustible” adecuado para que todo esto se lleve a cabo de la mejor manera posible.

Una mujer que mantiene una alimentación sana y equilibrada deberá incrementar de unas ochocientas calorías por día su dieta (siempre y cuando su nutricionista se lo recomiende), con su consiguiente aumento de nutrientes tan importantes como vitaminas, minerales, omega 3, iodo, ácido fólico, etc. Si por lo contrario, presenta sobrepeso o no sigue una dieta adecuada es imprescindible que empiece a hacerlo con la ayuda de un profesional de la nutrición que le indique qué debe cambiar en su día a día. Una persona normopeso cogerá entre doce y catorce kilos durante su embarazo.

Foto de Aura Balagué de Madariaga.

Una duda muy frecuente que asalta a las premamás es si deben cambiar algunos de sus hábitos alimenticios para evitar riesgos, como por ejemplo carne o pescado crudos. Esta es una pregunta cuya respuesta es difícil de responder, puesto que no existen estudios que hayan resuelto al 100% la cuestión. Es cierto que cocinando los alimentos es más fácil destruir bacterias o parásitos malignos (como el anisakis) que podrían encontrarse en el cuerpo inerte del animal, pero no por ello existe un riesgo absoluto al ingerir alimentos crudos. De la misma manera, queremos desmentir el mito de que es peligroso no hacer caso a los antojos. Tenemos que tener en cuenta que el cuerpo de la madre es un enlace directo al feto y que, por lo tanto, todo lo que ingiere va a él. Hay que procurar consumir la menor cantidad posible de comida dañina o poco sana así como, obviamente, alcohol o tabaco. Una mala alimentación durante el embarazo puede suponer varias enfermedades perinatales, como por ejemplo la diabetes gestacional, en la que la mujer desarrolla diabetes durante este período y que suele desaparecer después del parto. Esta enfermedad supone un riesgo elevado para el feto, pero con una correcta alimentación, las posibilidades de que aparezca disminuyen hasta casi desaparecer. Otras enfermedades ligadas a la mala alimentación durante el embarazo son la preeclampsia- una hipertensión en el parto que puede derivar a malformaciones en los órganos del feto y al aumento de las probabilidades de infarto en la madre-, el síndrome de distress respiratorio y muchas otras, sumadas a las posibilidades de aborto natural.

El embarazo no debe afrontarse con miedo o inseguridad y no impide a la futura madre a seguir con su vida normal, siempre y cuando se adapte a cada fase de éste: una mujer deportista no debe dejar de hacer deporte si no existen factores de riesgo dictados por un médico, al igual que la mujer menos deportista no debe aumentar considerablemente su actividad física por miedo a ganar peso.

Llevando una alimentación correcta y un modo de vida saludable, pueden estar tranquilas y disfrutar de los cambios y de las innumerables sensaciones a las que serán sujetas en esta etapa tan hermosa por la que están pasando. Desde Nutritrain Clinic les damos la enhorabuena y las invitamos a pedirnos información cada vez que la necesiten.